noticias

Noticias

GESTIÓN DE PROPIEDAD INTELECTUAL

May/2022

 

El 26 de abril, la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (en adelante OMPI) celebra el día de la propiedad intelectual con la temática “La PI y la Juventud: innovar para un futuro mejor”. En Arias, al igual que la OMPI, creemos que los jóvenes mediante su energía, ingenio, curiosidad y creatividad son capaces de crear e innovar para construir un mundo mejor para todos y tienen el potencial de convertirse en el motor de la innovación, sin embargo, debido al desconocimiento del sistema de propiedad intelectual muchas veces no se ve aprovechada esta capacidad innovadora y creativa. Los emprendedores generalmente están llenos de ideas, pero lo más importante es conocer cómo darle valor a esa idea.

Por ello, en este artículo queremos compartir con todos los jóvenes emprendedores un tema de vital importancia como lo es la gestión de la propiedad intelectual y como esta puede ser una herramienta muy útil para crear, proteger y sacarle provecho a sus innovaciones.

 

  1. CONCEPTO

Definir el concepto de gestión de propiedad intelectual no es tarea sencilla, sin embargo, podríamos aproximarnos al decir que, al menos en el ámbito empresarial, la gestión de la propiedad intelectual es la sinergia entre las actividades de innovar y las actividades de administrar y proteger adecuada y estratégicamente los productos generados por la innovación. Según la OMPI, la “gestión de la P.I. requiere una integración de (…)  procedimientos jurídicos de adquisición, mantenimiento, explotación y ejecutoriedad de la P.I., con los objetivos y estrategias del negocio.”[1]

Según Aon Corporation, en su estudio “Tangible Assets vs Intangible Assets for S&P 500 Companies, 1975-2018”, a lo largo de 43 años, la propiedad intelectual de las empresas ha evolucionado pasando a ser el activo más importante en comparación a los bienes tangibles. Sobre las 500 compañías en estudio, se ha visto como para el año 2018 las empresas de la industria de la tecnología como Apple, Alphabet, Microsoft, Amazon y Facebook pasaron a ser las empresas con mayor valor económico, en comparación a otras que en años pasados ocupaban ser las empresas con mayor valor económico precisamente por sus activos tangibles y capacidad de producción.

En definitiva, actualmente el mayor valor económico de las empresas no está dado únicamente por sus activos tangibles, como tierras, construcciones, maquinaria o equipos, sino por los activos intangibles, como patentes, diseños industriales, software, marcas, secretos empresariales, entre otros generados por inversión en investigación y desarrollo (I+D) lo que les permite estar no solo a la vanguardia, sino ser competitivos en un mercado cada vez más agresivo y cambiante que requiere innovación ardua y continua.

 

  1. ¿CÓMO GESTIONAR LA PROPIEDAD INTELECTUAL?

En términos generales, las actividades de gestión de propiedad intelectual dentro de una empresa se llevan a cabo por “gestores” de propiedad intelectual, quienes pueden ser abogados, así como personas con diversas profesiones que conozcan el funcionamiento de la compañía, la industria, el comportamiento del mercado y los medios legales para la protección de la propiedad intelectual. Estos conocimientos les permitirán administrar debidamente los derechos dimanantes de la propiedad intelectual.

En este sentido, detallamos elementos fundamentales que todo emprendedor debe tomar en cuenta al momento de ejercer una debida gestión de sus derechos.

 

  • Identificar los activos de su negocio

Para que un joven emprendedor pueda gestionar su propiedad intelectual resulta necesario no solo conocer de su negocio, sino del estado actual de la industria y de la importancia de la propiedad intelectual y como protegerla. Pues bien, ¿cómo un emprendedor puede gestionar su propiedad intelectual? Para comenzar, es importante que un emprendedor pueda identificar los activos intangibles internos y activos intangibles por influencia externa de su negocio.

Como activos internos podemos mencionar a las marcas, patentes de invención, modelos de utilidad, diseños industriales, variedades vegetales, derechos de autor, software, secretos industriales y empresariales, nombres de dominio, lista de clientes y proveedores, conocimientos técnicos y acuerdos de confidencialidad, licencias de uso, etc.

Por otra parte, como activos por influencia externa podemos señalar la imagen de la empresa, sus productos, certificaciones y la presentación de éstos, premios, lista de distribución y obtención de materias primas, programas de comercialización y publicidad, entre otros.

La clara identificación de estos elementos le permitirá al emprendedor conocer cuáles son sus activos intangibles más importantes para así determinar en cuál de ellos invertir más y cuales pueden revestir de mayor importancia, por ejemplo, al momento de entablar relaciones comerciales o negociaciones con terceros, para así maximizar los beneficios derivados de éstos. De igual manera, esta identificación sirve de análisis introspectivo para que el emprendedor pueda saber si sus activos intangibles se encuentran debidamente protegidos.

Al momento de realizar la identificación de los activos, es recomendable que en cada uno de ellos el emprendedor se pregunte sobre la vida útil del activo, su grado de utilización, su importancia para el negocio y el valor estimado pues así podrá además vincular y explotar con mayor facilidad la tenencia de estos derechos a la obtención de financiamiento, captación de inversores y crecimiento de su emprendimiento.

Para citar un ejemplo, en el caso de un emprendedor dedicado a la fabricación y comercialización de snacks, registrar una marca y obtener la certificación de su producto puede resultar importantísimo para su negocio, pues de ellos depende que el consumidor pueda elegir sus productos del resto de la competencia y su autorización de comercialización, respectivamente, además de evitar la imitación y falsificación de sus productos. En este caso y dada la particularidad de la industria, las marcas y certificación de productos resultarían mucho más importante que, por ejemplo, las variedades vegetales, softwares y derechos de autor. Por tal motivo, debe identificarse caso a caso sus necesidades, para sí enfocar eficientemente los esfuerzos.

 

  • Establecer una política de propiedad intelectual eficaz

Contar una política de propiedad intelectual es otro aspecto muy importante para gestionar la propiedad intelectual. Desde una perspectiva general, podemos definir este concepto como “las reglas básicas que sigue la organización en el tratamiento de la P.I.”. [2] Es decir, un empresario o emprendedor debe velar por que cada uno de los colaborades de la empresa sepan la importancia de la propiedad intelectual y como protegerla.

Una política de propiedad intelectual permite, de manera clara y ordenada, identificar las nuevas innovaciones, saber cómo protegerlas y como utilizarlas. Por ejemplo, una política de propiedad intelectual establecerá los pasos que se deben de seguir a lo interno para proteger un producto innovador elaborado por un colaborador de la empresa, así como el debido tratamiento legal para asegurar la cesión de titularidad y la remuneración equitativa que debe de recibir el colaborador por su invento.

De igual manera, una política establecerá las directrices para la protección de información confidencial y secretos comerciales de la empresa. Por ejemplo, los acuerdos de confidencialidad entre empleador y colaboradores son herramientas importantes que deben de ser parte de una política.

 

  • Planear e implementar estrategias

Para gestionar su propiedad intelectual, un emprendedor también deberá contar con estrategias de protección, conservación y observancia de derechos de propiedad intelectual. Respecto de la protección y conservación, ello implica definir cuáles son los principales activos de propiedad intelectual, los costes de su protección y las ventajas que puedan obtener de la protección, así mismo llevar un control interno de conservación de su propiedad intelectual que le permita monitorear la vigencia de sus activos y su utilización para poder diseñar planes de contingencia.

Por ejemplo, parte de la estrategia de un emprendedor que ha creado un producto novedoso sería protegerlo mediante patente de invención y mediante registro de marca; así podrá utilizar la protección de sus activos como elemento de negociación en rondas de inversión y podrá proteger sus derechos en caso de uso indebido por parte de terceros. De igual manera, en caso de que no cuente con capacidad de producción de ese producto, podría negociar licencias con terceros que si tengan esa capacidad y de esta manera su invención le estaría generando ganancias sin invertir sumas considerables en producción.

Siguiendo el mismo ejemplo, el emprendedor que ha inventado el producto debe también de ser diligente en renovar la marca de manera oportuna y pagar las tasas anuales de mantenimiento de la patente para garantizar su posición de mercado.

Por su parte, con relación con la observancia, se deben desarrollar estrategias ofensivas y defensivas de propiedad intelectual que permitan monitorear la propiedad intelectual de sus competidores; identificar tendencias de la industria y designaciones para registrarlas como propiedad intelectual, de manera que pueda utilizarlas como barrera en el mercado e identificar competidores infractores y diseñar estrategias que permitan no solo eliminar la infracción sino también crear alianzas estratégicas como licencias reciprocas u otros acuerdos comerciales.

Por ejemplo, un emprendedor que ya ha protegido sus marcas e invenciones debe de monitorear de manera periódica las publicaciones de marcas y el mercado para identificar marcas y productos infractores. Con este monitoreo, se puede identificar la infracción, detenerla y además requerir el pago de daños y perjuicios por infracción o bien negociar acuerdos de licencia.

Este monitoreo también podría incluir revisión de bases de datos de patente para saber el comportamiento de la industria y de los principales competidores, así como identificación de oportunidades de negocio. Por ejemplo, se pueden identificar competidores de una industria especifica a los cuales el emprendedor puede ofrecer licencias sobre una patente.

 

  • Conocimiento sobre la normativa aplicable

Por último, un emprendedor también debe de estar al tanto de las políticas públicas y marcos legales de las jurisdicciones donde opera su negocio, teniendo en claro las ventajas y barreras de mercado que cada país tiene y que inciden en sus operaciones. Las leyes están en constante evolución, por lo que resulta fundamental tener nociones claras de las regulaciones que impactan el negocio de un emprendedor. 

 

  1. CONCLUSIÓN

Con base en lo anteriormente expuesto, pudiese parecer que la gestión de la propiedad intelectual es una actividad reservada para grandes empresas, sin embargo, puede ser llevada a cabo por todos: desde un emprendedor hasta pequeñas, medianas y grandes empresas, iniciando con pequeños pasos.

La gestión de propiedad intelectual para jóvenes emprendedores es de vital importancia pues permitirá no solo conocer y delimitar cuales son los activos de propiedad intelectual que poseen, sino identificar como estos han sido utilizados y como pueden utilizarse para generar valor de mercado, sacando el mejor provecho de éstos.

Así las cosas, gestionar adecuadamente la propiedad intelectual reviste de mucha importancia si lo que se requiere es generar valor real a una empresa para permitirle siempre estar compitiendo en el mercado de productos y servicios. Por tal motivo, resulta indispensable entender y aplicar una buena gestión de la propiedad intelectual, por lo que, al iniciar un negocio o emprendimiento, es recomendable buscar asesoría y capacitación para implementar estrategias y políticas que permitan no solo proteger sus derechos, sino también generar un valor agregado a los productos y servicios que se ofrecen.

 

REFERENCIAS

OMPI. Módulo III La innovación y protección de la P.I. [Archivo PDF]. https://welc.wipo.int/lms/pluginfile.php/2284536/mod_resource/content/2/pdfs/3%20dl_450_03_innovation_36015_rev.pdf.

Modelo de calificación de activos intangibles tomado de OMPI. Módulo VII Estrategia de Gestión de la Propiedad Intelectual. [Archivo PDF] https://welc.wipo.int/lms/pluginfile.php/2284593/mod_resource/content/1/pdfs/5.dl_450_05_ipcommercialisation_36015_ES.pdf   

OMPI. Módulo VII Estrategia de gestión de la propiedad intelectual [Archivo PDF]. https://welc.wipo.int/lms/pluginfile.php/2284593/mod_resource/content/1/pdfs/7_dl_450_07_strategy_for_ipm_36016_ES.pdf

Aon Corporation. Tangible Assets vs Intangible Assets for S&P 500 Companies, 1975-2018 [Archivo PDF]. https://www.aon.com/getmedia/60fbb49a-c7a5-4027-ba98-0553b29dc89f/Ponemon-Report-V24.aspx

 

 

[2] OMPI. Módulo VII Estrategia de gestión de la propiedad intelectual [Archivo PDF]. https://welc.wipo.int/lms/pluginfile.php/2284593/mod_resource/content/1/pdfs/7_dl_450_07_strategy_for_ipm_36016_ES.pdf

 


Arias - Derechos reservados 2022