Prensa

EL ACUERDO SOBRE FACILITACIÓN DE LA OMC AGILIZARÍA EL COMERCIO INTERNACIONAL

Diciembre, 2014

Este nuevo instrumento comercial busca simplificar trámites, reducir costos y promover la competitividad

El pasado 27 de noviembre, el Consejo General de la Organización Mundial del Comercio (OMC) aprobó el Protocolo para la incorporación del Acuerdo de Facilitación del Comercio a su normativa. Este nuevo marco regulatorio tiene como objetivo simplificar procedimientos aduaneros y reducir los tiempos de espera.

El mecanismo pretende también reducir los costos resultantes de la tramitología y logística, lo que ayudará a promover la competitividad. Además, promoverá la publicación de información, procedimientos y regulaciones comerciales, así como la asistencia técnica para el cumplimiento e implementación de las obligaciones adquiridas en el tratado.

Así, el Acuerdo sobre Facilitación del Comercio pretende agilizar el movimiento de mercancías entre los miembros e incentivar el comercio mediante instituciones más transparentes, accesibles y capaces de difundir información sobre los procesos de importación, exportación y tránsito de mercancías.

El texto fue concertado por los países miembros de la OMC durante la Reunión Ministerial de Bali, celebrada en diciembre del 2013 en Indonesia, y entrará en vigor una vez que dos tercios de los 160 miembros de la OMC hayan ratificado el compromiso.

Se espera que este mecanismo se convierta en un aliciente para la OMC, cuyas negociaciones en materia comercial han estado estancadas por varios años, debido a las diferencias entre los países miembros.

EL CASO CENTROAMERICANO 

La región centroamericana comprende que el comercio es el principal agente de crecimiento y desarrollo económico. Por ello, ha venido trabajando en mecanismos que promuevan el crecimiento económico.

Actualmente, las economías centroamericanas son mucho más abiertas al mercado internacional y cuentan con una serie de tratados de libre comercio (TLC) con socios comerciales muy importantes, entre ellos Estados Unidos y la Unión Europea. Además, llevan años trabajando en el proceso de Unión Aduanera Centroamericana, donde han hecho esfuerzos para cooperar en temas como publicación de información aduanera y agilización de procesos en materia de tránsito de carga y sus costos. Por su parte, los alcances a nivel de armonización arancelaria son excepcionales.

Sin embargo, en la región todavía hay mucho trecho por recorrer en términos de facilitación del comercio: es necesario simplificar aún más los trámites aduaneros, agilizar los procesos de verificación en frontera y promover la coordinación institucional entre países. Hacerlo lograría acortar los tiempos de trámite y transporte y por ende, reducir los costos finales de los bienes, incursionar con mayor facilidad en nuevos mercados y aumentar la competitividad.

Ejemplo de ello es que, según datos del Banco Mundial, en Centroamérica, actualmente, los costos de logística representan el 40% del valor del producto final, mientras que en Chile es de 18% y de 8% en los países de la OCDE.

El Acuerdo de Facilitación del Comercio será un impulso más, el instrumento que fortalecerá una serie de iniciativas que ya se vienen gestando en Centroamérica para promover el comercio y, por ende, el desarrollo económico. Para los sectores productivos centroamericanos es importante apoyar la pronta implementación del acuerdo, pues se convertirá en el marco regulatorio que facilite procesos, reduzca costos y convierta a Centroamérica en una región más atractiva para el comercio y la inversión.

Departamento de Asuntos de Gobierno y Relaciones Internacionales
Bufete Arias & Muñoz
gia@ariaslaw.co.cr

Contacto

¡Mantengamos el contacto! 

Déjenos un mensaje si tiene alguna consulta o requiere de nuestros servicios.